Ron Abuelo Centuria, el elegido de Golf Digest

Algunos rones son para atesorar. Así destacó esta revista Golf Digest en su artículo dedicado a los rones oscuros (dark rums), explicando por qué esta bebida es perfecta para los jugadores de golf y otorgando a Ron Abuelo el primer lugar.

Ron Abuelo fue el preferido de la edición de octubre de la revista Golf Digest, que en su nota sobre la relación entre golf y ron otorgó la primera posición al Ron Abuelo Centuria entre los dark rums ideales para acompañar ese deporte.

Destacando su añejado de más de treinta años y su mix de sabores de vainilla, especias y caramelo,  la revista lo consideró la bebida número uno en el rubro para amenizar un día de golf.

ron-abuelo-golf-digest

Piña Colada: entre piratas y Puerto Rico

Piña Colada

El Piña Colada, como se lo conoce hoy, fue declarado el primer “trago de       playa”  por la National Geographic, tomando en  cuenta su nacimiento en la década del  50. Sin embargo hay documentos que  prueban que un trago con ese nombre  existe desde 1922. ¿Cuál es el principio  de esta tradición?

 De Puerto Rico para el mundo

Un restaurante de Puerto Rico se  autoproclamó como el lugar de origen de este cóctel. Pepe Barrachina, su dueño, cuenta que en un viaje se volvió gran amigo de Portas Mingot, un conocido barman que osó mezclar estos tres ingredientes y denominarlo Piña Colada.

La receta tuvo éxito en 1950 y para 1978, ya era la bebida típica de Puerto Rico. En honor a Portas Mingot se colocó en la ciudad de San Juan una placa que lo recuerda como el creador de este cóctel.

Piratas del Caribe

Hay otra historia todavía más antigua que habla de Roberto von Kupferschein Ramírez de Arellano, un joven puertorriqueño, luego conocido como Roberto Cofresi. De pequeño, Cofresi soñaba con navegar, conocer y asombrarse. Escuchaba historias increíbles de marineros que atracaban en su pueblo y soñaba con estar un día completamente rodeado por el sonido de las olas.

Ya de adulto, dejó una vida llena de lujos para convertirse en un navegante y reunió a una pequeña tripulación con la que más adelante se convertiría en pirata. Jugo de piña, ron blanco y jugo de coco era el brebaje que le preparaba a su tripulación para darle moral en los momentos difíciles. Así, esta receta que hasta el momento no tenía nombre, quedó ligada a las aventuras y el mar.

El 29 de marzo de 1825, Cofresi fue fusilado por las tropas españolas, luego de haber asaltado por error una embarcación de la armada de los Estados Unidos. Ese día, la receta habría quedado perdida.

La historia del Piña Colada tiene la identidad caribeña bien marcada, y de fondo el paisaje de Puerto Rico.  Hay una versión de este cóctel también con Ron Abuelo, el Early Riser. Prepáralo con 1 ½ onzas de Ron Abuelo Añejo, 1 ½ onzas de Rum Jumbie Coconut Splash, 1 oz de jugo de mango, 1 onza de jugo de piña. Es mejor con una rodaja de naranja y una varita de caña de azúcar.

Cosmopolitan: fiebre de sábado por la noche

 

cosmospolitan

Luego de que Madonna fuera vista bebiéndolo en el Rainbow Room del Rockefeller Center, los años 90 terminaron de consagrarlo cuando se convirtió en la bebida predilecta de Carrie Bradshaw, el personaje que interpretaba Sarah Jessica Parker en la serie Sex and the City.

Hablamos del Cosmopolitan. Estefamoso trago que combina glamour y osadía tiene un origen poco claro, pero lo que sí sabemos es que se revitalizó en la crazy Nueva York de los años 80, de la mano del barman Dale DeGroff.

Resulta que Madonna bebió un trago preparado por DeGroff en una fiesta de los Premios Grammy, y al día siguiente se encontró con cientos de periodistas que querían saber la receta del trago que había fascinado a la reina del pop.

Esta copa es un derivado del clásico Dry Martini (de ahí que sea servido en un “martini glass”) y se elabora a base de vodka, triple seco y zumo de lima y de cranberries, agitados en una coctelera llena de hielo, pero sirviéndolo sin él. El borde de la copa puede ser adornado con azúcar.

Pero ningún cóctel  que sea bebido en la noche panameña escapa de Ron Abuelo. Una variante consiste en reemplazar la parte de vodka por una de ron y se lo bautizó como “Barbados Cosmopolitan”.

El sabor fuerte de la bebida blanca es compensado con el dulzor y la acidez frutal, formando una combinación ideal para una noche intensa.

Sin dudas y a pesar de la simpleza de su preparación, el Cosmopolitan es un trago estrella, que solo cabe en la mano de quienes saben cómo brillar en una noche de rumba.

Rita Hayworth y el Abuelo’ s Rum Rita

margarita_small (1)

Éxito de los 90, con su copa de bordes azucarados y su sabor tropical, no podía venir de otro lado sino de tierras caribeñas. El coctel Margarita tiene más historias sobre su origen que versiones para prepararse, pero te contamos la más bonita.

La leyenda se remonta a 1938, cuando Margarita Carmen Cansino pasó a convertirse en Margarita Hayworth, y el mundo de Hollywood  la bautizó “Rita”. Enamorado de su belleza, un camarero de Tijuana preparó una combinación exclusivamente en su honor.

“Margarita” fue el nombre para designarla y correspondió a una combinación de jugo de limón, tequila y Triple Sec, que se originó a cuenta de que Margarita solo toleraba una bebida alcohólica, el tequila, y este barman mexicano le concedió la oportunidad de mezclarlo con otros sabores.

Varela tiene su propia versión. Sí, Margarita al ron. Consiste en mezclar 2 onzas de Ron Abuelo Añejo con una de Triple Sec y por supuesto, la media onza de jugo exprimido de limón.

El resto es igual a la versión original: se coloca en una coctelera con hielo, se bate fuertemente hasta lograr una combinación perfecta de sabor tropical y se sirve en un vaso con una rodaja de limón. Lo puedes pedir con un nombre especial: Abuelo’ s Rum Rita.

Y tú, ¿ya lo probaste?

Ese cóctel con ron y limón

Semana_1_2

 

Todos hemos probado esta poderosa combinación de sabores pero, ¿de dónde proviene el Cuba Libre?

La historia se remonta a los años de la guerra Española-Americana. Cuenta la historia que Cuba peleaba por la independencia del Reino de España. Los Estados Unidos, por ese entonces, prestaron ayuda al ejército cubano. Algunos soldados se llevaron consigo Coca-cola y la hicieron popular entre los ciudadanos locales.

1898 marcaba el fin de la guerra y se respiraba un aire de victoria. Un grupo de soldados norteamericanos conocido como los Rough Riders–bajo el mando de Theodore Roosevelt, posteriormente presidente de los Estados Unidos- se encontraba fuera de servicio en un bar de La Habana Vieja.

El coronel Roosevelt llegó al bar pero en lugar de pedir lo mismo que los soldados, le ordenó al cantinero que le trajera un vaso con ron añejo, Coca-cola y un poco de jugo de limón. Algunos dicen que fue el propio coronel, otros que fue un soldado y otros que fue un capitán de la U.S. Army Signal Corps; de cualquier manera una frase resonó en el bar: “¡Por Cuba libre!”.

Al poco tiempo todos celebraban la victoria de Cuba con este cóctel y para 1900 ya era una bebida popular.

Si bien es un trago sencillo de preparar, lo importante no es contar con muchos elementos, sino con ingredientes de calidad. La mejor bebida de cola, unas buenas limas y el mejor ron.

Por eso, para probar un Cuba Libre te recomendamos la versión “Coke-Buelo”: se prepara con Ron Abuelo Añejo o Ron Abuelo 7 años, cuatro oz. de Coca-Cola y jugo de lima. Por supuesto se sirve con hielo y una rodaja de limón.

El Mojito viaja en las historias de Hemingway

“Media taza de ron, jugo de limas, unas hojas de hierbabuena…” y sigue la receta. El mojito cubano tiene una larga historia de tradición y cambios a la vez.

Sus etapas fueron diversas, pero se dice que nació en el siglo XVI de la mano de Sir Francis Drake, un pirata para España pero un fiel servido

mojito

r en Inglaterra. Su mayor conquista fue haber mezclado un tipo de aguardien

te, la “tafia”, antecesora del ron, con hojas de hierbabuena y jugo de limón: lo llamaron “El Draque” por el nombre de su creador.

Los años le cambiaron el nombre a “Mojito”, diminutivo del mojo –aderezo, salsa-, posiblemente por la menta o el limón que se usa para darle sabor. Después de unos años, el español Pedro Chicote, reconocido barman y dueño del Bar Chicote, publicó por primera vez la receta en 1930 del trago al que llamó “mojito criollo”.

Aquí aparece en escena el escritor estadounidense Ernest Hemingway.

Cuenta la historia que como Perico Chicote, Hemingway era un gran conocedor de bebidas. En los años 30 se había impuesto la Ley Seca en Norteamérica, y por esta razón, muchos norteamericanos viajaron a calmar su sed desde Key West a Cuba. Estaba claro que el país del sur significaba más que buenas playas.

Así se cruzaron el escritor

En Varela Hermanos lo llamamos “Dirty Mojito”: Ron Abuelo 7 años, media onza de jugo de lima, dos onzas de soda, unas hojas de hierba buena –no menta piperina- y una cucharadita de azúcar.y el paraíso cubano. Hemingway se transformó en uno de los grandes voceros de este cóctel. “Mi mojito en La Bodeguita, mi daiquiri en La Floridita” llegó a decir, convirtiendo a este trago, en un símbolo típico de Cuba.

Pruébalo y cuéntanos qué te parece.