Ese cóctel con ron y limón

Semana_1_2

 

Todos hemos probado esta poderosa combinación de sabores pero, ¿de dónde proviene el Cuba Libre?

La historia se remonta a los años de la guerra Española-Americana. Cuenta la historia que Cuba peleaba por la independencia del Reino de España. Los Estados Unidos, por ese entonces, prestaron ayuda al ejército cubano. Algunos soldados se llevaron consigo Coca-cola y la hicieron popular entre los ciudadanos locales.

1898 marcaba el fin de la guerra y se respiraba un aire de victoria. Un grupo de soldados norteamericanos conocido como los Rough Riders–bajo el mando de Theodore Roosevelt, posteriormente presidente de los Estados Unidos- se encontraba fuera de servicio en un bar de La Habana Vieja.

El coronel Roosevelt llegó al bar pero en lugar de pedir lo mismo que los soldados, le ordenó al cantinero que le trajera un vaso con ron añejo, Coca-cola y un poco de jugo de limón. Algunos dicen que fue el propio coronel, otros que fue un soldado y otros que fue un capitán de la U.S. Army Signal Corps; de cualquier manera una frase resonó en el bar: “¡Por Cuba libre!”.

Al poco tiempo todos celebraban la victoria de Cuba con este cóctel y para 1900 ya era una bebida popular.

Si bien es un trago sencillo de preparar, lo importante no es contar con muchos elementos, sino con ingredientes de calidad. La mejor bebida de cola, unas buenas limas y el mejor ron.

Por eso, para probar un Cuba Libre te recomendamos la versión “Coke-Buelo”: se prepara con Ron Abuelo Añejo o Ron Abuelo 7 años, cuatro oz. de Coca-Cola y jugo de lima. Por supuesto se sirve con hielo y una rodaja de limón.