Historia del ron: de la caña de azúcar con sabor

¿De dónde viene la bebida que tanto nos identifica? ¿Por qué Panamá ha logrado el mejor sabor? Ron Abuelo nos cuenta las respuestas en honor a su legado.

El ron es una bebida alcohólica que se obtiene al destilar la melaza de la caña de azúcar restante tras la obtención de ese endulzante.

El origen de esta materia prima es más añejo que el mejor ron. Los árabes llevaron la caña de azúcar a España, expandiendo su cultivo por Europa desde las costas del sur del Viejo Continente.

Si bien el jugo dulce de la caña dio origen al ron en Europa, no fue hasta el siglo XV cuando encontró las condiciones climáticas ideales para alcanzar su esplendor. El encargado de introducir este cultivo en América fue el conquistador Cristóbal Colón, quien tras una expedición histórica que pretendió llegar a las Indias Orientales, desembarcó en 1492 en nuestro continente a bordo de las famosas carabelas.

El primer registro sobre el ron como bebida data del año 1650 en Barbados. “Kill-devil” (“mata-diablo”), “guildive” (modificación del término anterior, que se hizo común en las colonias antillanas francesas) y “rumbullion” (término inglés que significa “un gran tumulto”) fueron los primeros nombres con los que se conoció al ron, representando muy bien la fuerza y el cuerpo de nuestra querida bebida.

Desde entonces, la demanda del ron no hizo más que crecer y alcanzar todos los rincones del mundo. Su pedido  fue tan alto que se establecieron destilerías en Nueva York y en Nueva Inglaterra durante el siglo XVII, momento en el que la palabra “rhum” empezó a ser usada en Francia para nombrar a las bebidas alcohólicas derivadas de la caña de azúcar.

Una faceta curiosa de la historia del ron es que desde el siglo XVIII y hasta aproximadamente 1970, fue incorporado como parte de su alimentación de los marineros británicos.

Ron Abuelo también tiene su historia. Conócela y prueba combinaciones con los cocteles que te propone.

img_7702