Ron, dulce ron

El uso de rones, brandys y vinos tiene una amplia tradición que data de la edad antigua, cuando los griegos y romanos solían aderezar sus comidas con estas sustancias para darle más intensidad. También se ofrecía comida con alcohol para satisfacer a los gobernantes: hay vestigios históricos que dan señales de que los chinos ya usaban el flameado para preparar platos al emperador.

En el mundo occidental, la historia es más accidental. La leyenda se remonta a Henri Charpentier, el cocinero de Fernando VII, que, sin quererlo,  volcó licor sobre las crepes que estaba preparando, dándole origen a las crepes Suzette, bautizadas así por el propio Rey.

Como todo buen derivado del azúcar, el ron se puso a disposición de lo dulce y encabeza una larga lista de delicias para después de comer. Aquí te ofrecemos tres recetas que lo llevan como ingrediente especial:

 

Macarons de Vainilla

foto receta macarons

 

Para la masa:

30 gr. azúcar

110 gr. de azúcar glasé

60 gr, de almendra molida

50 gr. claras de huevo

Gel colorante

Para el relleno:

125 gr, de mantequilla sin sal

16 gr. de azúcar glasé

Media cucharadita de extracto de vainilla

2 cucharadas de leche

 

Preparación:

Trituramos las almendras y las mezclamos con el glasé. Montamos las claras de huevo batiéndolas e incorporamos la mezcla de almendras y glasé sin dejar de revolver. Le sumamos a esto unas gotas de colorante a elección.

La mezcla no debe quedar ni muy líquida ni muy espesa. Introducimos la misma en una manga pastelera con una boquilla redonda que nos permita hacer unos Macarons medianos.

Colocamos un papel antiadherente sobre la bandeja, y vamos haciendo las tapas con la manga, dejándolos media hora fuera del horno.

Metemos la bandeja de Macarons en el horno precalentado calentando abajo y arriba y esperamos 20 minutos para retirar la bandeja.

Una vez fríos, retiramos los Macarons de la bandeja.

El relleno lo preparamos mezclando todos los ingredientes mencionados anteriormente y los batimos hasta que estén bien integrados. Una vez lista, la metemos en una manga y decoramos los Macarons.

 

Helado de ron

helado de ron

Ingredientes:

1 y 1/2 tazas de leche

1 rama de vainilla

1 huevo

2 yemas de huevo

100 gr. de azúcar

1 y 1/2 taza de nata líquida

100 gr. de pasas de uva

3 cucharadas de ron negro

 

Preparación:

Verter la leche en una cazuela con la vainilla. Antes de que hierva, retirar del fuego y dejar enfriar  15 minutos. Remover la preparación.

Batir el huevo con las yemas y el azúcar hasta que la mezcla esté cremosa. Poner la leche en un recipiente, verter la mezcla de huevo y revolver.

Colocar el recipiente sobre una olla medio llena de agua a punto de hervir. Cocer sin dejar de remover hasta que la mezcla quede espesa. Retirar el bol, tapar con papel transparente y dejar que se enfríe. Montar la nata e incorporar a la crema.

Poner las pasas en un recipiente, agregar el Ron y dejar macerar durante una hora.

Por último, incorporar las pasas a la mezcla anterior. Volcar todo en un recipiente y congelar durante una hora. Sacarlo del congelador, batir y tapar, y dejar congelar durante 2 horas más.

 

Cake de frutas secas al ron

Cake de frutas secas al ron 1

Para el cake:

150 gr. de mantequilla

100 gr. de pasas (50 grs. blancas y 50 grs. negras)
50 gr. de albaricoques secos, cortados pequeños
50 gr. de dátiles, cortados pequeños
20 gr. de  avellanas, picadas groseramente
150 ml de  ron negro
125 gr. de azúcar de caña
3 huevos
250 gr. de Harina
1 sobre levadura instantánea (tipo Royal)

Para el topping:

4 c/s almendras fileteadas
4 c/s mermelada de melocotón (o de albaricoque)
3 c/s miel
100 ml de Ron Abuelo

 

Preparación:

Colocar en una sartén las pasas, los albaricoques, los dátiles, las avellanas y 100 ml. de ron. Cocinar por 3 minutos y dejar enfriar.

Batir la mantequilla y el azúcar hasta obtener una mezcla homogénea. Agregar los huevos uno a uno. Incorporar la harina tamizada con la levadura, añadir 50 ml. de ron y mezclar nuevamente. Poner la mezcla en el molde, enmantecado, enharinado y forrado con papel de aluminio.

Escurrir con papel de cocina la mezcla de pasas. Enharinar ligeramente. Poner las frutas secas sobre el molde.

Hornear 10 minutos a horno fuerte (unos 200 grados), bajar la temperatura a 175 y hornear 30 minutos más. La prueba de fuego: introducir un cuchillo y sacarlo limpio. Entonces, estará listo.

Dejar enfriar encima de una rejilla. Agregar los ingredientes del topping calentados previamente y verterlos sobre el cake cuando se haya enfriado.

El ron es la excusa perfecta para darle una esencia fuerte a tus comidas. Los añejos son los recomendados. ¿Te animas?