Ropa Vieja: la receta de siempre

el-trapiche

Un bistec de carne que se deshace en tiras hasta quedar como un plato de spaguettis y se mezcla con vegetales sobre salsa de tomate no suele ser una fotografía muy común en el mundo. Pero es un emblema de la región caribeña.

La ropa vieja, tan popular en los países de Centroamérica y el Caribe se convirtió en una receta típica familiar. Aunque algunos creen que su origen es cubano, nació en las Islas Canarias con el último barco de los españoles que llegó a América, contagiando sus costumbres culinarias y dejando fuertes marcas en la cultura caribeña.

Todo comienza con una leyenda popular sobre un hombre de muy bajos recursos, que como no tenía alimentos para su familia, decidió cocinar sus ropas cortadas en tiras, haciéndoles creer que les había servido carne de verdad.

Pero detrás de este curioso mito, hay una receta.

Cuando los españoles llegaron al Caribe la lista de ingredientes era un poco diferente. Para empezar la carne podía ser de cerdo, pollo o res; incluso estaba permitido mezclar las tres. También el acompañamiento era diferente: se solía juntar la carne con garbanzos o papas.

 

 

La versión panameña

Todo lo bueno se mantiene, aunque sea adaptándose a otras tierras. Panamá también tiene su versión, siempre en base a falda de carne vacuna y acompañada con arroz, suprimiendo las verduras y dejando la salsa de tomate.

Como el Ron, la cocina también representa un mar de tradiciones, donde lo más rico es compartir.